En nuestra vida cotidiana requerimos del dominio de nuestra lengua para poder llevar correctamente un mensaje. La lengua fue desglosada utilizando de referencia la organización de un sistema, un conjunto de elementos interrelacionados. En este caso esos elementos interrelacionados de la lengua que componen el sistema lo son, la morfosintaxis, fonética-fonología y léxico-semántico. Cada uno de esos elementos estudian la función de las palabras en un ámbito específico. Será a través de este corto escrito, donde se introducirán componentes de la lengua ya mencionados, cabe recalcar que son unos muy esenciales en nuestra vida cotidiana.
La encargada de estudiar la formación y estructura de las palabras junto a la organización de la oración lo es la morfosintaxis. Cabe mencionar que cuando se altera ese orden que le priva de sentido a la oración, se le conoce como hipérbaton. Dentro de la morfosintaxis se encuentran los prefijos, los sufijos, los interfijos, flexión y parasíntesis. Podemos observar la aplicación de este componente, quiérase decir la morfosintaxis cuando escribimos y nos expresamos, debido a que la flexión, una de sus clasificadores se subdivide en variables que en ella se encuentran los nombres, los verbos y los adjetivos, e invariables que en ella se encuentran las conjunciones, las preposiciones, los adverbios y las interjecciones. Considero que las más utilizadas lo son los nombres, utilizados para designar, los verbos, las conjunciones y las preposiciones. Por ejemplo, en esta oración los aplicamos. Ayer busqué a Andy para ver una película.

La encargada de estudiar los fonos y su organización lo es la fonética-fonología. Un dato curioso que pocos conocen es que en el español hay 24 fonemas. En ambos conceptos se puede observar la presencia eventos como la lateralización, cambio de pronunciación de “r” por “l”. Un ejemplo lo, es decir-decil o carta-calta. Lo contrario de este evento lo es el rotacismo, cambio de pronunciación de “l” por “r”. Por ejemplo golpe-gorpe. También tenemos el evento de aspiración, es cuando no se pronuncia la “s”. Por ejemplo éste-éhte. Similar al evento de la aspiración tenemos a la enimacion, es la eliminación completa de la “s”. Por ejemplo nos vemos-noh vemo.
Otro componente también considerado como una fundamental para llevar correctamente un mensaje es el léxico-semántico. Es el estudio de los signos, es decir de las palabras. Se considera de gran importancia debido a que si tanto el emisor como el receptor desconocen el significado de un vocablo o hacer de uso la conversación no tendrá mucha concordancia. Para evitar esta incoherencia hay distintos tipos de palabras que benefician a la conversación, ellas son las palabras simples, compuesta, derivadas y neologismos. Las simples son las que están formadas por una solo entidad como pan. Las compuestas ya serían lo puesto a las simples, pues son aquellas que tienen dos o más bases léxicas, así como astronauta o automóvil. Las derivadas también se unen a este grupo de tipos de palabras. Se definen como aquellas que reciben cambios por prefijos y sufijos. Existen los neologismos, que se puede decir que son bastante familiares a la generación de hoy día, debido a que está muy relacionado con la tecnología. Se definen por la necesidad de denominar algo por ejemplo “tablet”.

Ahora que conocemos más conciso la función y definición acompañada con ejemplos de los componentes de la lengua podemos comenzar a emplearlos adecuadamente. Si ya los empleabas, pues ahora puedes mejorarlos porque siempre hay algo que mejorar. Estos componentes han sido estudiados desde hace muchos años atrás y forman parte de nuestra educación. Son básicos y esenciales en nuestra vida, debido a que se requieren para muchas circunstancias cotidianas. Los componentes nos ayudan a comunícenos, sin comunicación no podemos aprender valores, muy esenciales para todo.

Advertisements