Las lecturas “Instrucciones para llorar” de Julio Cortázar y “El cine y el poeta” de León Felipe son ambos textos literarios escritos con brevedad, vocabulario sencillo y estructura lineal. Cabe destacar que ambos textos presentan similitudes y diferencias que serán presentadas a continuación. Entre los elementos que presenciaremos en cada uno de los escritos se encuentra el elemento de los puntos suspensivos, figuras referenciales, diferencias en temas, contacto con el lector, la cronología, tono entre otros. Ambos autores poseen su propio estilo y ese es el detalle que los hace únicos. Uno argentino y otro español, ¿qué tan similar será su estilo? ¿diferirán o se asemejarán?

El tema de “Instrucciones para llorar” se considera que es un poco absurdo de explicar, debido a que es un acto natural, es decir proveer instrucciones para realizarlo es innecesario. Debido a que ese intento de explicar algo que era considerado absurdo se deduce que el autor es seguidor y practicante del surrealismo, movimiento que juega con la realidad para llevar acabo un acto de confusión. También se caracteriza mucho porque te deja con las ganas de leer por su brevedad y por el vocabulario sencillo. El lector se incluye en el cuento por la manera en que escribe el autor. Por lo tanto, es un personaje. Ante todo “Instrucciones para llorar” dentro de los géneros literarios se ubica en cuentos. Lo leído y discutido en clase forma parte del libro “Historias de cionopios y famas”, publicado en 1962. Dicho libro se divide en cuatro partes. Para resumir, en general el cuento nos habla sobre lo que es llanto, provee instrucciones de cómo obtenerlo y lo hace de manera que el lector se involucra ocasionando que se observe a sí mismo y culmina con lo que hay que hacer luego de llorar, especificando el llanto de cada niño y el tiempo de duración.

Por otro lado, “El cine y el poeta” escrito por León Felipe, un poeta español. Se conoce por haber intentado destacarse como director de cine, pero falló, debido a que la idea que poseía sobre el cine era muy distinta a la que se pensaba en su tiempo. Es decir, no era la del cine comercial. Para él, sí el cine no tenía belleza no era cine. Siempre hablaba desde el punto de la función poética, así que partiendo de que los poemas enriquecen a las palabras ¿por qué no trasladar la belleza del poema al cine? También observamos que hace uso de los tres puntos suspensivos, elemento que Julio Cortázar no utiliza. Este elemento significa la unificación de los tres géneros, pero ¿qué géneros?, pues poesía, cuento y cine que juntos para León Felipe significaban belleza. Esos tres puntos suspensivos no solo funcionan como unificación, sino que también añaden secuencia temporal acompañados de palabras como: más tarde, después y entonces. Otra diferencia entre una lectura y otra es que “Instrucciones para llorar” es un cuento como bien ya se mencionó y Julio escribió un ensayo en prosas poéticas.

Este ensayo escrito en prosas poéticas, apareció en un prólogo de un poema titulado: “La manzana”, es aquí donde León establecerá su postura comenzando diciendo que una película se obtiene y se conoce inmediatamente, es decir se vuelve viral. Luego hace uso de referencias como Tepis, a quien se le atribuye la creación del teatro en el siglo 16 y Maese Pedro, personaje ficticio en “Don Quijote”. Esta referencia fue utilizada para mostrar cómo el auditorio creció y dicho acto ocurrió a través de la plaza pública. Para culminar cerrando su postura, habla sobre que un buen cuento debe llegar a todas las naciones del mundo incluyendo sobre cómo crece la población y a medida que eso crecía la audiencia también lo hacía. En su escrito, tampoco observamos un orden cronológico coherente, a nivel de que se vuelve contradictorio. Esto se debe a que en con confección de la secuencia temporal no se basó en cuando surgió, sino en cómo surgió. Es decir, el aumento del consenso poblacional lo transmite a través de la belleza, va hiperbolizando el sentido poblacional y territorial. Sin embargo, si podemos presenciar que utiliza la tanto la realidad como la ficción y que posee un tono sarcástico.

Estas lecturas han demostrada la identidad de cada lector, es decir su estilo que es lo que lo caracteriza. A partir de las similitudes y diferencias, que eran más ambas lecturas cumplen von llevarnos un mensaje y eso es de mucha importancia. También ambas han demostrado que son útiles y valiosas para la formación educativa. Considero que ambos escritores establecieron su postura, la desarrollaron y luego de ser expuestas cosecharon sus frutos. A pesar de su similaridad estructura su contenido es único.

Advertisements